El diaro de la Gente Hispana en Iowa
Top banner


SALUD  |  HEALTH 
Home page
Advertising
Local
National
International
Sports
Social
Health
Immigration
English Summaries

¿Qué es la demencia?

    La demencia es un término general que describe un deterioro de la capacidad mental, lo suficientemente grave como para interferir en la vida diaria. La pérdida de la memoria es un ejemplo. La enfermedad de Alzheimer es el tipo de demencia más común.
    La demencia no es una enfermedad específica. Es un término general que describe una amplia variedad de síntomas relacionados con el deterioro de la memoria u otras capacidades de razonamiento, que es lo suficientemente grave como para reducir la capacidad de una persona para realizar las actividades cotidianas. La enfermedad de Alzheimer representa entre el 60 y el 80 por ciento de los casos. La demencia vascular, que ocurre luego de un accidente cerebro vascular, es el segundo tipo de demencia más común. Sin embargo, existen muchas otras condiciones que pueden provocar síntomas de demencia, entre ellas algunas reversibles, como los problemas de tiroides y deficiencias de vitaminas.
demencia    La demencia a menudo es llamada incorrectamente “senilidad” o “demencia senil”, lo que refleja la creencia antiguamente extendida pero incorrecta de que un deterioro mental grave es una parte normal del envejecimiento.
    Si bien los síntomas de la demencia pueden variar mucho, al menos dos de las siguientes funciones mentales principales deben verse afectadas significativamente para que se considere un caso de demencia:
• Memoria
• Comunicación y lenguaje
• Capacidad para concentrarse y prestar atención
• Razonamiento y juicio
• Percepción visual
    Las personas con demencia pueden tener problemas con la memoria a corto plazo, como olvidar dónde pusieron el bolso o la cartera, pagar cuentas, planificar y preparar comidas, recordar citas o moverse fuera de su vecindario.   
    Muchas demencias son progresivas, lo que significa que los síntomas comienzan lentamente y empeoran gradualmente. Si usted o un ser querido experimenta dificultades con su memoria u otros cambios en las capacidades de razonamiento, no las ignore. Consulte a un médico para determinar la causa. Una evaluación profesional puede detectar una enfermedad tratable e, incluso si los síntomas sugieren demencia, el diagnóstico temprano permite que la persona obtenga el máximo beneficio de los tratamientos disponibles y le ofrece la oportunidad de participar, de forma voluntaria, en estudios o ensayos clínicos. También le da tiempo para planificar su futuro.
Las causas:
    La demencia es causada por el deterioro de las células del cerebro. Este daño interfiere con la capacidad de las células del cerebro para comunicarse entre sí. Cuando las células del cerebro no pueden comunicarse con normalidad, el razonamiento, la conducta y los sentimientos pueden verse afectados.   
    El cerebro tiene varias regiones distintas, cada una es responsable de diferentes funciones (por ejemplo, de memoria, de juicio y de movimiento). Cuando se dañan las células de una región en particular, esa región no puede cumplir sus funciones con normalidad.
    Los diferentes tipos de demencia están relacionados con tipos particulares de daño en las células cerebrales en regiones específicas del cerebro. Por ejemplo, en la enfermedad de Alzheimer, los altos niveles de determinadas proteínas dentro y fuera de las células del cerebro dificultan que las células del cerebro se mantengan sanas y se comuniquen entre sí. La región del cerebro denominada hipocampo es el centro del aprendizaje y la memoria; las células del cerebro de esa región suelen ser las primeras en dañarse. Esa es la razón por la cual la pérdida de la memoria suele ser uno de los primeros síntomas del Alzheimer.
    Si bien la mayoría de los cambios cerebrales que causan demencia son permanentes y empeoran con el tiempo, los problemas de razonamiento y la memoria causados por las siguientes condiciones pueden mejorar cuando se da atención o se trata la enfermedad:
• Depresión
• Efectos secundarios de medicamentos
• Consumo excesivo de alcohol
• Problemas de la tiroides
• Deficiencias de vitaminas
    Los tratamientos de la demencia dependen de su causa. En los casos de demencias más progresivas, como la enfermedad de Alzheimer, no existe una cura ni un tratamiento que retrase o detenga su avance. Sin embargo, existen tratamientos con medicamentos que pueden ayudar al paciente temporalmente con los síntomas. Los mismos medicamentos utilizados para tratar el Alzheimer suelen recetarse para ayudar a superar los síntomas de otros tipos de demencias. También las terapias sin medicamentos pueden aliviar algunos síntomas de la demencia.
    Algunos factores de riesgo de la demencia, como la edad y la genética,  no pueden modificarse. Sin embargo, los investigadores continúan explorando el impacto de otros factores de riesgo en la salud del cerebro y la prevención de la demencia. Algunas de las áreas más activas de investigación en la reducción de riesgos y la prevención incluyen los factores cardiovasculares, el estado físico y la alimentación.




Galleria de la Foto

click for video
Rule
Sobre la LA PRENSA
About Us
Misión y Promesa
Mission & Promise
Archivos
Archives
LA PRENSA Empleo
LA PRENSA Jobs
Sujerencias
Feedback
Contáctenos
Contact Us
©2007 LA PRENSA HISPANIC NEWSPAPER • Site Created by J.Design LLC